Educación financiera para niños » Los impuestos

Hola. ¿Has oído hablar alguna vez de ellos? Verás, el impuesto es una obligación que tienen las personas que trabajan en nuestro país de aportar una parte de sus ingresos al gobierno, para que éste funcione.

Pero, te preguntarás, ¿Quién decide esto? Es un mandato de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por lo que todos los ciudadanos trabajadores estamos obligados a pagar impuestos a nuestro gobierno.

Pero, ¿Cómo el gobierno utiliza nuestros impuestos? El dinero de los impuestos le sirve al gobierno para financiar sus gastos y generar bienestar entre la población. Por ejemplo, el sueldo de las personas que limpian la calle lo paga nuestros impuestos. Sólo imagina que el gobierno no tuviera dinero para pagar los servicios de estas personas; entonces, las calles de las ciudades y poblaciones de México estarían sucias. Otras necesidades de nuestro país como son la energía eléctrica del alumbrado de los parques y calles, museos, carreteras, hospitales, escuelas, etc. se financian gracias al pago de los impuestos.

Ni hablar, si los mexicanos queremos tener un país que progrese y que tenga bienestar, debemos de hacer nuestro pago de impuestos.


Determina tus deudas y priorízalas

Utilizar el crédito en tu vida personal o profesional puede ser una forma estupenda de alcanzar tus objetivos y darte un capricho, pero ¿Qué pasa si tu deuda es tan grande que parece que te está estrangulando? Antes de que cunda el pánico o de que decidas contraer una nueva deuda para pagar la actual, respira hondo y puedes liquidar tus deudas con ayuda de Saldo Cero evitando un terrible historial crediticio.

Una cosa que debe tener en cuenta, es que debe pagar todas sus deudas. Haz una lista de tus deudas, incluyendo las cantidades, los plazos y los intereses que debes. Después de haber hecho una lista, priorícelas. Te mostraré cómo priorizar de dos maneras diferentes:

  • Empieza por la cantidad más pequeña y el plazo más corto. Esta técnica te mantendrá motivado porque estarás libre de deudas en poco tiempo.
  • Empiece por el tipo de interés más alto. Podrá pagar el mínimo de los préstamos de bajo interés mientras se concentra en los que pueden engullirle con intereses.